Translate

Argentina

Argentina

Bolivia

Bolivia

Brasil

Chile

Chile

Uruguay

Uruguay

Venezuela

Venezuela
Proximamente
Se ha producido un error en este gadget.

3. Jericoacoara

También llamado popularmente como "Jeri", es un lugar muy especial que combina una animada vida nocturna, muy diversas actividades y deliciosa gastronomía, todo ello en un espectacular entorno remoto. Formado por 5 o 6 calles de arena, está rodeada de anchas playas grises, montañas y colinas verdes a un lado y la majestuosa duna Pôr do Sol uniéndose al mar en la playa principal. Debido a su mas que relajante ambiente es bastante normal que los visitantes se queden mas tiempo de lo esperado y en nosotros esto no seria una excepción. Además Jeri es un lugar idóneo donde conocer gente tanto brasileira como de otros países.

Además se podría decir que es uno de los mejores destinos de Sudamerica para practicar deportes de viento y hay además una ola de longboard ideal para aprender surf. Jeri se llena durante su temporada alta, que comprende de Julio a Enero, por lo que conviene por esas fechas realizar la reserva. Aun así con mas de cien pousadas no debería resultar difícil encontrar cama. Casi todas son bastante buenas, por lo que lo mejor es darse un paseo y elegir la que mas nos guste o mas económica nos salga. A partir de 30 reales es posible hospedarse sin problemas por Jeri.

Para evitar los Bichos de pé (parásitos del pie) es recomendable no andar descalzo. Creerme que no es nada agradable tener que estraerlo de tu pie después. A mi me sucedió y para quitarmelo tuve que agujerearme un poco el pie ya en Madrid. Este no seria el único percance que mis pies tendrían y días después ya por Pipa, algo mas desagradable si cabe me sucedió en el dedo. Pero eso lo dejo para mas tarde.
Jeri, quizás sea uno de los lugares que mas me han gustado de este espectacular país que es Brasil, y espero que esta no sea la única visita que haga del lugar. Además todavía ciertos lugares me quedaron por explorar allí. Lugares de una importante belleza tales como la Laguna Paraiso, que se quedo en el tintero debido al clima, y es que para ver este lago en su máximo esplendor, se necesita Sol, algo del que escaseamos los días que nos propusimos acudir al lugar.
Llegar a Jeri puede resultar algo complicado, pero ahí es donde radica la mitad de la magia de este lugar, y en ese camino es donde empezamos nuestro particular rally Dakar por tierras Brasileiras...
Llegar desde Fortaleza a Jeri toma practicamente todo un día. Primero se pilla un bus de linea hasta que se llega a un pueblecito cercano, desde con una especie de camión 4x4 se llega definitivamente a Jeri a través de espectacular camino de tierra y dunas, salpicado de charcos y pequeñas lagunas que se acentúan en la época de lluvias y hacen los caminos casi intransitables. A pesar de ello estos camiones son capaces de llegar a su destino final tras una hora de recorrido.




Hospedarse en Jeri resulta bastante económico, y desde los 25 reales es sencillo encontrar alojamiento, siempre regateando un poco. La mayoría de las pousadas ofrecen desayuno en el precio. Alex y yo nos hospedamos en la Pousada Jandaía. Allí tienen habitaciones muy económicas y es un lugar bastante tranquilo para estar. Se encuentra en la calle digamos principal , donde te deja la camioneta 4x4 al llegar a Jeri. En esa misma calle hay muchos otras Pousadas, así que lo mejor es ir viendo cada uno y elegir la que mas nos guste.

En Jeri hay una animada vida nocturna. Suelen organizar algunas fiestas ya sea de samba, candomblé o cualquier genero musical.
Para comer Jeri también es un buen lugar. Nosotros descubriríamos un lugar llamado Pimienta Verde ((088) 99160577), donde pasaríamos a comer o a cenar todos los días. Allí la comida es extraordinaria , y el menú sale muy económico. Su dueña Sonia Cavalcante es muy agradable y cocina de lujo. También ofrece habitaciones en su Pousada dos Corais: (http://www.pousadadoscorais.tur.brdadoscorais.tur.br ) .


En Jeri son muchos los lugares a visitar. Nuestra primera visita fue la praia principal de Jeri y su majestuosa Duna do Por do Sol callendo al mar. Las puestas de Sol desde la duna son bastantes famosas a la vez que espectaculares, aunque desde la misma playa principal es también maravillosa. Según suba o baje la marea, que lo hace avanzando hasta decenas de metros, la playa principal cambia de forma y aspecto, ofreciendo espectaculares y diferentes vistas a lo largo del día.


Desde la Duna do Por do Sol, las vistas de Jeri son extraordinarias. Atravesando la Duna se llega a una especia de Villa, alejada del ruido de Jeri pero a solo 20 minutos de caminata. Un lugar maravilloso en donde relajarse si cabe mas. Como si de un paraíso tropical se tratara, este lugar rodeado de palmeras, un riachuelo e incluso un lago, es un sitio maravilloso donde poder relajarse totalmente. Aquí uno puede instalarse siempre y cuando sean estancias de al menos una o dos semanas, saliendo como a unos 20 reales día, siendo las cabañas preciosas y amplias. Si vas a estar mas de una semana, merece la pena hospedarse aquí. Además sus dueños son muy agradables y de total confianza.

Si atraviesas la villa, llegas a mas Dunas de arena con vistas maravillosas, iguales o mas grandes que la de la playa principal. Aquí se debe tener especialmente cuidado con unas moscas muy putas y pequeñas que pican y pican sin parar. Debido a estas no duramos demasiado por estos lugares, ya que después de salir de allí eran cientos los picotazos que teníamos.




Al otro lado de la Playa principal, hacia el lado contrario de la Duna do Por do Sol, hay una caminata también espectacular hacia la famosa piedra Furada. Al otro lado de Jeri , los valles verdes abundan. Desde aquí se tiene otra espectacular vista de Jeri. Se pueden recorrer sus verdes valles montañosos o caminar por la costa cuando la marea esta baja, disfrutando de espectaculares playas hasta llegar a Praia da Malhada, en donde se encuentra la piedra Furada. Piedra Furada no es mas que una piedra erosiona por el mar caprichosamente hasta darla una espectacular forma con un agujero en el medio, de hay su nombre. Hacer una foto sin gente a esta piedra es bastante complicado, aunque después de un poco de paciencia , pude obtener una solitaria foto de Piedra Furada. Mas que por ver esta Piedra, merece la pena hacer el recorrido hasta allí por la belleza del camino y sus diversos paisajes.
El contraste de Jeri es espectacular, ya que combina sus dunas de arena y palmeras tropicales a un lado de la praia principal, con valles montañosos verdes y playas salvajes al otro lado.

En Jeri conoceríamos a algunos viajeros que nos haría disfrutar todavía mas si cabe de este maravilloso lugar. Entre todos ellos destacaría a dos españolas Merche y Marivel, y un Austriaco muy muy majo. Con ellos pasaríamos grandes momentos, como la antes mencionada excursión a Piedra Furada, o las noches de fiesta por Jeri, como aquella en la que el austriaco tomo prestada una tabla de Surf para que todos pudiéramos pillar unas olas a las 6 de la mañana y después de estar toda la noche de Fiesta. Tengo que decir que luego devolvimos la tabla a su lugar, ya que la tabla era utilizada de cartel en una academia

Si se quiere disfrutar de un poco de Capoira en Jeri, al atardecer suelen hacer exhibiciones en la playa principal. Después de poder disfrutar de unas puestas de sol extraordinarias, es posible empaparse un poco de este arte del Capoeria. Luego acto seguido empiezan a montarse las pequeñas barracas donde poder disfrutar de sabrosos cócteles, y de allí a los 3 o 4 garitos de moda que hay en Jeri.







La época que estuvimos Alex y yo en Jeri , no era quizás la mas adecuada , ya que era bastante habitual que hubiera lluvias y eso hizo que no pudiéramos finalmente visitar alguno de los espectaculares Lagos de Jeri, tales como el Lagoa Paraiso, que necesita del Sol para poder apreciarlo en su máximo esplendor. Esto quizás es la excusa de que pronto volveré de nuevo a Jeri, para disfrutar de estos espectaculares lagos situados entre dunas.
A pesar de no ser una buena época, sigue habiendo un gran ambiente y se puede disfrutar igualmente de casi todas las actividades. Así que también recomiendo enormemente visitar Jeri en Enero.

Tras unos cuantos días en Jeri, y es que siempre uno que llega aquí se queda mas días de lo previsto, decidimos proseguir nuestro camino. Tras una divertida noche de despedida con nuestros amigos, cada uno nos separamos en busca de nuevos lugares, aunque no seria la ultima vez que alguno de nosotros nos volveríamos a cruzar durante nuestro recorrido por el Norte de Brasil...


Ver todas las Fotos

0 comentarios: