Translate

Argentina

Argentina

Bolivia

Bolivia

Brasil

Chile

Chile

Uruguay

Uruguay

Venezuela

Venezuela
Proximamente
Se ha producido un error en este gadget.

5. Camino a Caburé ( Parque Nacional Lençois Maranhenses)

Hasta llegar de Jeri a Caburé tuvimos que abordar un sin fin de caminos que comenzaron por la mañana temprano. Nos levantamos en Jeri con un día mas que lluvioso. Tras esperar un buen rato el coche que nos recogía, emprendimos una de las etapas reinas de este particular rally dakar por Brasil. Tuve la suerte de ir dentro del 4x4 durante los primeros tramos, ya que los que iban detrás acabaron empapados. Lo único negativo fue la compañía, y es que conmigo iban una pareja de guiris mayores bastante mal educados y estúpidos. Tras recorrer un lado que desconocía de Jeri , llegamos a un enorme Laguna situada en Tatajuba. Allí unas barcas de madera empujadas por una persona equipadas solo con un enorme palo, desplazaban a los todo terrenos hasta tierra firme. Luego proseguía el camino entre manglares y a pie de playa, haciendo majestuoso el camino hasta llegar a un pueblo llamado Camocim. Allí además de ser un lugar remoto bastante bonito, llama la atención sus aseos al aire libre.




Desde allí nos volverían a trasladar en barco hacia tierra firme, para poder proseguir nuestro viaje.
Luego volveríamos a tomar de nuevo un vehículo para desplazarnos hasta Parnaiba, en donde teníamos pensado pasar la noche. Esta vez el camino era menos espectacular, ya que lo hicimos por carretera. A pesar de ello el paisaje era también espectacular y merecía la pena. Nuestro medio de transporte era una amplia Van, cuyo conductor resulto ser una de las personas mas honesta que conocí en esta aventura. Y es que cuando llegamos a Parnaiba, el conductor nos dejo cerca de una agencia de viajes, ya que teníamos pensado pasar la noche allí para luego visitar el delta do Parnaiba. Después de desechar esa posibilidad, decidimos continuar nuestro camino a Caburé y el Parque Nacional dos Lençois Maranhenses. Cuando nos dirigíamos hacia la estación de autobuses para comprar un billete que nos llevara a Caburé, una Van se acerco rápidamente pitando hacia nosotros. Era el conductor de la furgo que nos había traído, que nos andaba buscando, y es que se me había olvidado la cámara de fotos en la van y venía a devolvermela. Yo no me había dado ni cuenta de que la había perdido y una vez mas pude comprobar en uno de mis viajes que todavía queda gente honesta en este mundo. Además el buen hombre se ofreció a llevarnos a la parada de Bus, donde agarraríamos un bus con destino Paulino Neves, y ya desde allí intentar llegar en el mismo día a Caburé. En el bus coincidiríamos con una Belga y un americano de Seattle. Con ellos competiríamos nuestra visita por Los Leçois en Caburé, aunque Seattle estuvo con nostros hasta que no cogimos una avión desde Sao Luis con destino Natal.


Tras un largo recorrido en autobús esta vez, llegamos a Paulinho Neves todavía de día. Allí rápidamente decimos proseguir nuestro camino ha Caburé , ya que ahora si estábamos a tiro de piedra de los Lençois. Sin saber mucho lo que acontecía en este maravillosos pueblo de Paulinho Neves, y que mas tarde descubriríamos, nos propusimos llegar a Caburé a pesar de que la noche se acercaba. Unos tipos del pueblo accedieron a llevarnos a los cuatro en su 4x4 por unos 100 reales entre todos. Aquí volveríamos a comenzar nuevamente una gran aventura a través de ríos, lagunas, playas y dunas. La noche rápidamente nos cayó encima y se hizo difícil atravesar todos los caminos llenos de agua , debido a las fuertes lluvia que se había sucedido durante días anteriores.

En algunas ocasiones debíamos bajarnos del 4x4 para comprobar el terreno e incluso la profundidad de los lagos y lagunas que se formaban por la lluvia. Además se hacia difícil avanzar de noche debido a la escasa luz de la que disponíamos, y es que al 4x4 siquiera le funcionaban las luces largas. Tras un intenso camino de un par de horas mas o menos , finalmente conseguimos llegar a Caburé. Habíamos conseguido en un solo día atravesar un sin fin de diferentes caminos. Ahora ya estábamos metidos de lleno en el Parque Nacional dos Lençois Maranhenses, cuya primera parada era Caburé.

0 comentarios: