Translate

Argentina

Argentina

Bolivia

Bolivia

Brasil

Chile

Chile

Uruguay

Uruguay

Venezuela

Venezuela
Proximamente
Se ha producido un error en este gadget.

Destino: Brasil

Brasil, uno de los destinos más cautivadores del mundo, es el gigante de Sudamérica, un país deslumbrante con playas paradisiacas, húmedas junglas y metrópolis inundadas de música.

El quinto país más grande del mundo es conocido sobre todo por su carnaval, aunque en el nordeste tienen lugar celebraciones espontáneas casi cada noche. La música y el baile son tan importantes como la comida y la bebida, y la variedad de estilos regionales es enorme, desde el sensual Carimbó, la música del Amazonas, hasta los ritmos cargados del Axé de Bahía.

Los 7.367 Km de costa de Brasil son de una belleza impresionante, con islas cubiertas de selvas tropicales, frondosos picos montañosos y cientos de playas de blanca arena junto a un mar azul turquesa. En el interior se puede visitar la selva tropical más extensa del mundo, así como la mayor zona pantanosa del planeta.

Brasil es igualmente conocido por su herencia cultural. Se puede pasear por las calles adoquinadas de las ciudades coloniales de Minas Gerais o asistir a una ceremonia de Candomblé en Salvador de Bahía, una ciudad que ha sabido preservar toda su belleza. en las pequeñas poblaciones de Espírito Santo es posible disfrutar del frenético Forró (el baile del nordeste del país), y en alguna de las abundantes Gafieiras (salas de baile) de Río se tendrá la oportunidad de practicar la tradicional Samba.

Entre tantos atractivos -desde los impresionantes paisajes hasta los sensuales ritmos, pasando por las Festas (fiestas) salvajes, la belleza de las ciudades y la energía de sus habitantes- no es de extrañar que muchos viajeros comiencen a planear su vuelta a Brasil aun antes de haber arribado a casa.
(Lonely Planet, Brasil)

Nordeste de Brazil

Esta región es un autentico paraíso tropical que aúna un perpetuo clima cálido, una gran belleza y una sensual cultura rica en tradiciones folclóricas.

Sus más de 2.000 Km de fértil costa están salpicados de arrecifes coralinos, idílicas playas de arena blanca, extensiones de exhuberante mata atlántica y caprichosas e interminables dunas de arena. En el extermo noroeste de la región se encuentra el Meio Norte, una zona de transición entre el árido Sertâo y la húmeda región del Amazonas.

Esta diversidad de entornos naturales es un excelente telón de fondo para la practica de una amplia variedad de actividades, que sin duda harán las delicias de los aficionados a los deportes al aire libre. Entre sus muchas posibilidades destacan el buceo y el submarinismo en aguas cristalinas, la práctica del rafting y el kayak en ríos de aguas bravas o el senderismo y el ciclismo a través de espesas selvas, verdes llanuras o áridas estepas.

La zona fue la primera que pisaron los portugueses a su llegada y su rica historia se palpa en el ambiente. Las preciosas cidades coloniales de Salvador de Bahía, Olinda y Sâo Luis están repletas de edificios perfectamente restaurados o encantadoramente decadentes.

Es posible que el nordeste sea la región más fascinate y rica culturalmente de todo Brasil. Muchos visitantes acuden atraídos por sus animadas fiestas, sus variadísimos géneros musicales y danzas tradicionales, y su cocina rica en marisco y frutas exóticas. Los precisos pueblos costeros y la animada vida nocturna también atraen a una gran cantidad de viajeros.
(Lonely Palnet, brazil)

1. Salvador de Bahía

Tras la breve visita a Brasil de 2010, regresaba a este gigante sudamericano con la intención de recorrerme gran parte de la costa nordeste de Brasil. Serían muchos los lugares que conocería en este espectacular viaje de mas de un mes. Lugares como Jeri, Pipa, Lençois u Olinda no pueden dejar de visitarse en una incursión por la costa nordeste del país.
Este viaje tuve el honor de compartirlo con mi buen amigo Alex, de Buenos Aires. A el le conocí en el 2008 por Bahía. Juntos recorreríamos Morro de Sao Paulo y La linea Verde por aquellos momentos y con el volvería nuevamente a recorrer espectaculares lugares del país. Pero primero me esperaba de nuevo unos grandiosos días por Salvador de Bahía.
Nuevamente Victor (Vitte) estaba en el aeropuerto para recogerme. Esta vez me hospedaría en su casa, como ya hice en aquel gran viaje de 2008. Nuevamente su familia me acogía como a uno mas y con ellos disfrutaría de mi estancia en la ciudad.
Con la llegada del verano Bahía comienza a preparar los carnavales, que estaba tenían lugar bastante entrado el verano. Muchas son las fiestas precarnaval que se desarrollan por todo el país y bahía es una de las ciudades donde disfrutar de este precarnaval con infinidad de conciertos y festivales.
En compañía de Nilo acudiría a uno de las importantes fiestas de la ciudad de Bahía: Bonfim Light 2011, que en los últimos años no pasaban por su mejor momento. Para volver a fomentarlo, se organizo un fieston por todo lo alto en el que actuaron parte de los mas importantes cantantes o grupos de Bahía tales como Jammil, la banda Eva o mi favorito Asa de Aguia.
Fiel al estilo de los carnavales , se podían adquirir dos tipos de entrada. El camarote, digamos la zona mas exclusiva, estaba en torno a los 200€. Por ello, ya que la pasta se me acababa y debido a que iban mis amigos, decidí intentar entrar por la cara y debo decir que pude sin demasiados problemas. El reportero de Spanish Travellers venía desde de España a fomentar el turismo español con las mejores fiestas del estado de Bahía y por ello muy gustosamente me invitaron a disfrutar del festival. Me colocaron un pase en el cuello y con eso podía moverme por cualquier lugar de la fiesta, incluido el Backstage, donde si me lo hubiera propuesto, incluso podía haber entrevistado a alguno de los famosos cantantes que actuaban. Pero a mi con entrar la verdad es que me bastaba. Esto se convertiría en una rutina a partir de ahora y también gracias a mi Blog, puedo decir que siempre me invitaron a entrar en estas fiestas cuando quise ir. En cuanto la fiesta no me defraudo, en especial la sorpresa por la entrada de Asa de Aguia a la fiesta, el cual no estaba en cartel, y junto con Jamil canto varios temas famosos suyos. El concierto fue por la tarde y a pesar del precio de las entradas merece la pena acudir a este fieston repleto de espectaculares brasileiras. Allí me reencontraria con Diogo, otro buen amigo de Bahía al que hacia ya bastante tiempo que no veía...





En otra de las fiestas mas importantes del estado de Bahía, Trivela, donde la estrella es Asa de Aguia y que tiene lugar en costa de Sauipe, la Linea verde, me sucedería una situación de lo mas embarazosa y nuevamente y por segunda vez consecutiva, una brasileira me daba calabazas. Lo peor no fue irme a la fiesta con ella, pudiendo estar junto con varios amigos tales como Diogo en una piscina en la costa de Sauipe y con sus preciosas amigas para después disfrutar de la citada fiesta. Lo mas penoso fue que debido a mi promesa de no beber y traer su coche de vuelta a la ciudad y que sorprendentemente ella se echo novio en esa fiesta, tuve que aguantar 70 km de camino mientras escuchaba los mas que sonoros besos y morreos que se daban. Y a todo eso debo añadir las 4 horas que tarde en hacer 70km de la ciudad hasta donde tenia lugar Trivela. Me quedo obviamente claro que solo me quería como amigo. Además esta vez no me invitaron a entrar gratis, de echo no me trataron del todo bien al intentarlo y por ello no tuve mas remedio que arreglarmelas para comprar una entrada cerca de la puerta a los vendedores furtivos, que a esas horas las venden por solo unos reales, ya que no quedaba demasiado para terminar el concierto. De echo solo disfrute de un par de horas de la fiesta, pasandome una mitad solo y la otra detrás de la chica, por lo que a pesar de que tocaba Asa de Aguia no disfrute del todo. A pesar de ello me eche unas risas y comprendi que el ir de flor en flor a veces tiene consecuencias...



Nuevamente quedaría con Joy y May, mis mejores amigas en Brasil, que esta vez vería mas veces en esta incursión por Bahía. A ellas se unirían Alex Benvenuto, mi compañero de viaje por tierras Brasileiras. Junto con el estaban su novia y unas amigas. Todos juntos disfrutaríamos de grandes momentos en la ciudad, culminando todo en la salida nocturna por las Villas y la espectacular paella, que un servidor hacia por primera vez. La paella me salio deliciosa, a pesar de que la gente, excepto Benvenuto, no tenían demasiada fe en mi. Finalmente fui capaz de hacer un espectacular paella y demostrar mis dotes culinarias, o mejor dicho, las recetas de mi Madre. Esa fue la despedida de esta primera visita a Bahía en este nuevo viaje. Por la madrugada Benvenuto, que por cierto tiene apellido de Kapo italiano, y yo nos íbamos con destino Fortaleza para iniciar nuestro recorrido por el Nordeste de Brasil...







Ver todas las Fotos

2. Fortaleza

Fortaleza es una ciudad sorprendentemente grande y extensa, rivalizando con Recife como principal puerto pesquero del Nordeste y con Salvador de Bahía como centro comercial.
Fortaleza se encuentra en el bonito y apasionante estado de Ceará con cerca de 600km de espectaculares y magnificas playas, donde poder descubrir desde pequeños pueblos de pescadores hasta espectaculares poblaciones como Jericoacoara y Canoa Quebrada, pasando por las bulliciosas playas de Fortaleza.

Esta extensa ciudad es un famoso centro vacacional costero, pero ofrece poco o menos que poco al mochilero aparte de un par de días arena o fiesta, ya que cuenta con una impresionante vida nocturna y numerosos restaurantes caros de playa donde darse un pequeño lujo. FORTAL http://www.fortal.com.br es un carnaval muy al estilo del de Salvador de Bahía que se celebra en la última semana de Julio.



El camino a Fortaleza se nos atravesó un poco, y es que la época de lluvias se había adelantado y las tormentas se suceden constantemente. Nuestro avión tuvo que desviarse varias veces antes de poder aterrizar en Arrecife e incluso tuvimos que aterrizar en Natal unos instantes para repostar combustible e intentar nuevamente el aterrizaje en el aeropuerto de Fortaleza. Durante el vuelo los problemas se sucedían, ya que muy a mi pesar, tuve que llamar la atención a una señora y su padre que andaban con crio y no hacían mas que faltar a la seguridad en vuelo. Incluso el niño casi se parte el cuello al caerse de cabeza desde el reposacabezas del asiento mientras lo sostenía su inconsciente abuelo. Al final acabe llamándola mala madre y casi me acaba pegando en tierra... A pesar de los inconvenientes del viaje, llegamos a Fortaleza por el mediodía echos polvo, y es que la noche anterior no habíamos dormido nada debido a la cena Paella que organizamos en Salvador. Con todo ese cansancio acumulado agarramos un taxi con destino una pousada que recomiendo encarecidamente. El camino en taxi tampoco fue fácil, y es que la lluvia era tan intensa que ya en algunos lugares era practicamente imposible circular. Debido a unas malditas obras en la acera, tuvimos que andar un corto pero mojado camino hacia nuestro Pousada. La pousada Backpackers Ceará ( http://www.pousada-backpackers.hpg.ig.com.br ) es un lugar ideal para mochileros y además bastante seguro y acogedor. Sus habitaciones todas pintadas de manera distinta con vivos colores y sus propietarios son encantadores. El precio esta entre los 20 y 40 reales la noche, lo mas barato de la ciudad, teniendo incluso la posibilidad de encontrar una habitación individual pagando exactamente lo mismo. Allí conoceríamos a un Catalán ya entrado en edad muy majo aunque algo negativo en varios aspectos, quizás por una reciente mala experiencia. Aun así era un señor bastante agradable con el que nos iríamos cruzando a lo largo de nuestro recorrido por el nordeste brasileño y la ciudad de Fortaleza.

Como antes decía, no hay demasiadas días que gastar en Fortaleza, así que como mucho dos días es más que suficiente. Y eso fue exactamente lo que nosotros hicimos. Tras darnos una pequeña vuelta por la ciudad y descubrir sus bulliciosas playas y ya a las afueras sus desiertas y arenosas playas, decidimos ir al que para mi seria uno de los lugares mas mágicos en los que estaría en este viaje por Brasil: Jericoacoara...



Ver todas las Fotos

3. Jericoacoara

También llamado popularmente como "Jeri", es un lugar muy especial que combina una animada vida nocturna, muy diversas actividades y deliciosa gastronomía, todo ello en un espectacular entorno remoto. Formado por 5 o 6 calles de arena, está rodeada de anchas playas grises, montañas y colinas verdes a un lado y la majestuosa duna Pôr do Sol uniéndose al mar en la playa principal. Debido a su mas que relajante ambiente es bastante normal que los visitantes se queden mas tiempo de lo esperado y en nosotros esto no seria una excepción. Además Jeri es un lugar idóneo donde conocer gente tanto brasileira como de otros países.

Además se podría decir que es uno de los mejores destinos de Sudamerica para practicar deportes de viento y hay además una ola de longboard ideal para aprender surf. Jeri se llena durante su temporada alta, que comprende de Julio a Enero, por lo que conviene por esas fechas realizar la reserva. Aun así con mas de cien pousadas no debería resultar difícil encontrar cama. Casi todas son bastante buenas, por lo que lo mejor es darse un paseo y elegir la que mas nos guste o mas económica nos salga. A partir de 30 reales es posible hospedarse sin problemas por Jeri.

Para evitar los Bichos de pé (parásitos del pie) es recomendable no andar descalzo. Creerme que no es nada agradable tener que estraerlo de tu pie después. A mi me sucedió y para quitarmelo tuve que agujerearme un poco el pie ya en Madrid. Este no seria el único percance que mis pies tendrían y días después ya por Pipa, algo mas desagradable si cabe me sucedió en el dedo. Pero eso lo dejo para mas tarde.
Jeri, quizás sea uno de los lugares que mas me han gustado de este espectacular país que es Brasil, y espero que esta no sea la única visita que haga del lugar. Además todavía ciertos lugares me quedaron por explorar allí. Lugares de una importante belleza tales como la Laguna Paraiso, que se quedo en el tintero debido al clima, y es que para ver este lago en su máximo esplendor, se necesita Sol, algo del que escaseamos los días que nos propusimos acudir al lugar.
Llegar a Jeri puede resultar algo complicado, pero ahí es donde radica la mitad de la magia de este lugar, y en ese camino es donde empezamos nuestro particular rally Dakar por tierras Brasileiras...
Llegar desde Fortaleza a Jeri toma practicamente todo un día. Primero se pilla un bus de linea hasta que se llega a un pueblecito cercano, desde con una especie de camión 4x4 se llega definitivamente a Jeri a través de espectacular camino de tierra y dunas, salpicado de charcos y pequeñas lagunas que se acentúan en la época de lluvias y hacen los caminos casi intransitables. A pesar de ello estos camiones son capaces de llegar a su destino final tras una hora de recorrido.




Hospedarse en Jeri resulta bastante económico, y desde los 25 reales es sencillo encontrar alojamiento, siempre regateando un poco. La mayoría de las pousadas ofrecen desayuno en el precio. Alex y yo nos hospedamos en la Pousada Jandaía. Allí tienen habitaciones muy económicas y es un lugar bastante tranquilo para estar. Se encuentra en la calle digamos principal , donde te deja la camioneta 4x4 al llegar a Jeri. En esa misma calle hay muchos otras Pousadas, así que lo mejor es ir viendo cada uno y elegir la que mas nos guste.

En Jeri hay una animada vida nocturna. Suelen organizar algunas fiestas ya sea de samba, candomblé o cualquier genero musical.
Para comer Jeri también es un buen lugar. Nosotros descubriríamos un lugar llamado Pimienta Verde ((088) 99160577), donde pasaríamos a comer o a cenar todos los días. Allí la comida es extraordinaria , y el menú sale muy económico. Su dueña Sonia Cavalcante es muy agradable y cocina de lujo. También ofrece habitaciones en su Pousada dos Corais: (http://www.pousadadoscorais.tur.brdadoscorais.tur.br ) .


En Jeri son muchos los lugares a visitar. Nuestra primera visita fue la praia principal de Jeri y su majestuosa Duna do Por do Sol callendo al mar. Las puestas de Sol desde la duna son bastantes famosas a la vez que espectaculares, aunque desde la misma playa principal es también maravillosa. Según suba o baje la marea, que lo hace avanzando hasta decenas de metros, la playa principal cambia de forma y aspecto, ofreciendo espectaculares y diferentes vistas a lo largo del día.


Desde la Duna do Por do Sol, las vistas de Jeri son extraordinarias. Atravesando la Duna se llega a una especia de Villa, alejada del ruido de Jeri pero a solo 20 minutos de caminata. Un lugar maravilloso en donde relajarse si cabe mas. Como si de un paraíso tropical se tratara, este lugar rodeado de palmeras, un riachuelo e incluso un lago, es un sitio maravilloso donde poder relajarse totalmente. Aquí uno puede instalarse siempre y cuando sean estancias de al menos una o dos semanas, saliendo como a unos 20 reales día, siendo las cabañas preciosas y amplias. Si vas a estar mas de una semana, merece la pena hospedarse aquí. Además sus dueños son muy agradables y de total confianza.

Si atraviesas la villa, llegas a mas Dunas de arena con vistas maravillosas, iguales o mas grandes que la de la playa principal. Aquí se debe tener especialmente cuidado con unas moscas muy putas y pequeñas que pican y pican sin parar. Debido a estas no duramos demasiado por estos lugares, ya que después de salir de allí eran cientos los picotazos que teníamos.




Al otro lado de la Playa principal, hacia el lado contrario de la Duna do Por do Sol, hay una caminata también espectacular hacia la famosa piedra Furada. Al otro lado de Jeri , los valles verdes abundan. Desde aquí se tiene otra espectacular vista de Jeri. Se pueden recorrer sus verdes valles montañosos o caminar por la costa cuando la marea esta baja, disfrutando de espectaculares playas hasta llegar a Praia da Malhada, en donde se encuentra la piedra Furada. Piedra Furada no es mas que una piedra erosiona por el mar caprichosamente hasta darla una espectacular forma con un agujero en el medio, de hay su nombre. Hacer una foto sin gente a esta piedra es bastante complicado, aunque después de un poco de paciencia , pude obtener una solitaria foto de Piedra Furada. Mas que por ver esta Piedra, merece la pena hacer el recorrido hasta allí por la belleza del camino y sus diversos paisajes.
El contraste de Jeri es espectacular, ya que combina sus dunas de arena y palmeras tropicales a un lado de la praia principal, con valles montañosos verdes y playas salvajes al otro lado.

En Jeri conoceríamos a algunos viajeros que nos haría disfrutar todavía mas si cabe de este maravilloso lugar. Entre todos ellos destacaría a dos españolas Merche y Marivel, y un Austriaco muy muy majo. Con ellos pasaríamos grandes momentos, como la antes mencionada excursión a Piedra Furada, o las noches de fiesta por Jeri, como aquella en la que el austriaco tomo prestada una tabla de Surf para que todos pudiéramos pillar unas olas a las 6 de la mañana y después de estar toda la noche de Fiesta. Tengo que decir que luego devolvimos la tabla a su lugar, ya que la tabla era utilizada de cartel en una academia

Si se quiere disfrutar de un poco de Capoira en Jeri, al atardecer suelen hacer exhibiciones en la playa principal. Después de poder disfrutar de unas puestas de sol extraordinarias, es posible empaparse un poco de este arte del Capoeria. Luego acto seguido empiezan a montarse las pequeñas barracas donde poder disfrutar de sabrosos cócteles, y de allí a los 3 o 4 garitos de moda que hay en Jeri.







La época que estuvimos Alex y yo en Jeri , no era quizás la mas adecuada , ya que era bastante habitual que hubiera lluvias y eso hizo que no pudiéramos finalmente visitar alguno de los espectaculares Lagos de Jeri, tales como el Lagoa Paraiso, que necesita del Sol para poder apreciarlo en su máximo esplendor. Esto quizás es la excusa de que pronto volveré de nuevo a Jeri, para disfrutar de estos espectaculares lagos situados entre dunas.
A pesar de no ser una buena época, sigue habiendo un gran ambiente y se puede disfrutar igualmente de casi todas las actividades. Así que también recomiendo enormemente visitar Jeri en Enero.

Tras unos cuantos días en Jeri, y es que siempre uno que llega aquí se queda mas días de lo previsto, decidimos proseguir nuestro camino. Tras una divertida noche de despedida con nuestros amigos, cada uno nos separamos en busca de nuevos lugares, aunque no seria la ultima vez que alguno de nosotros nos volveríamos a cruzar durante nuestro recorrido por el Norte de Brasil...


Ver todas las Fotos